Gruvepo export sl., os ayuda a como Limpiar el quemador de gasoil para el buen mantenimiento de vuestra caldera.

CalderaSi queremos tener nuestra caldera en buen estado necesitaremos al menos una vez al año realizar un mantenimiento de la caldera de gasoil.

El gasoil contiene impurezas que se van depositando en los filtros de línea, latiguillos, bomba, en la boquilla etc. Con el tiempo la caldera deja de rendir al 100% y se produce un mal funcionamiento y deterioro de la misma

Es recomendable, una vez al año, limpiar todos los elementos que estas impurezas puedan llegar a saturar y por lo tanto provocar un mal funcionamiento. Un mantenimiento básico de nuestra caldera de gasoil prolongará la vida de esta y evitaremos averías durante los meses de invierno.

Comenzaremos con el filtro de gasoil

La limpieza del filtro es sencilla, debemos primeramente cerrar la llave de entrada al filtro, a continuación, desenroscamos la parte inferior normalmente transparente y con un poco de gasoil lo dejaremos totalmente limpio.

Podemos además, limpiar el filtro de la bomba de gasoil quitando los tornillos de la tapa de esta fijándonos en su posición antes de retirarlos, en su interior veremos un pequeño filtro de forma circular el cual limpiaremos de la misma manera.

Seguidamente vamos a desmontar el quemador que suele ir con un solo tornillo. Lo primero desconectaremos la caldera de la tensión eléctrica. En la parte superior de este veremos una tuerca que lo sujeta, la retiramos y tiramos del quemador hacia nosotros, debe salir sin problemas.

Con una brocha y si es posible con un aspirador iremos retirando todo el hollín que veamos. Es aconsejable colocarse una mascarilla para no inhalar el hollín.

El siguiente paso será desmontar el cañón de combustión para tener acceso al disco estabilizador, electrodos de encendido y la boquilla inyectora.

Procedemos a quitar los tornillos laterales que sujetan el cañón y veremos el disco estabilizador, este tiene un tornillo superior que lo sujeta, al quitarlo tendremos buen acceso a los electrodos que será suficiente con limar o lijar suavemente las puntas y dejarlas sin ningún resto para que se produzca la chispa entre ellas.

La boquilla inyectora si es posible la podemos cambiar por una nueva del mismo diámetro.

Por ultimo limpiaremos la fotocélula con un paño seco para que haga buena lectura de la llama.

Una vez tengamos estos elementos limpios procedemos al montaje tal y como lo hemos desmontado. Es muy importante colocar todo en la misma posición de lo contrario el quemador no volvería a funcionar correctamente.

Una vez montado y atornillado todo comprobamos el buen funcionamiento del quemador, encenderemos la caldera y comprobamos que arranca perfectamente. Con esto tenemos hecho un mantenimiento básico del quemador de nuestra caldera de gasoil.

Algunos Consejos a Tener en Cuenta para tu caldera de gasoil

-No dejes el depósito al mínimo ni lo apures mucho, vale la pena adelantarte un poco y volver a llenarlo que quedarte sin combustible. Esto se traduce que las impurezas del fondo del depósito se cuelen directamente al quemador obstruyendo el sistema.

– Cuando llenes el depósito apaga el equipo durante 1 hora aproximadamente dando así tiempo a que las impurezas se vuelvan a depositar en el fondo.

– Cambia la boquilla inyectora si es posible cada año, el paso del va agrandando el orificio de salida desestabilizando la mezcla.

– Si ves que por el tiro sale humo blanco o humo negro, la mezcla esta mal hecha, tendremos que regular entrada de combustible o corregir el aire.

– La presión del circuito de calefacción deberá esta a 1,5 bar estando la caldera fría. Conforme se va calentando es normal que aumente la presión, no tiene importancia, al enfriarse volverá a su posición inicial.

– Regula el termostato de acs (agua caliente sanitaria) a 50º C y el de calefacción a 70º C con estos valores debe funcionar correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *